miércoles, 29 de marzo de 2017

Silent Hill 2 OST

Terror... miedo, claustrofobia..., eso... eso, eso se siente la primera vez que uno explora y experimenta el claustrofóbico y horripilante mundo de Silent Hill... Se siente en carne y hueso. Pero que es lo peor de todo? No son las criaturas, no es el ambiente... sino el miedo que generamos en nosotros mismos... Y James Sunderland, el protagonista del juego, te lo muestra detalle por detalle, sin decir nada. Solo su frialdad, su vacío, y su mierda de personalidad te van a hacer vivir una experiencia inolvidable.

Así Silent Hill 2 no solo se volvió un videojuego sumamente pesadillezco, y no solo el mejor Survival Horror para muchos, sino que tiene una de las historias narrativas mejor creadas en cualquier videojuego. La historia te pone absolutamente los pelos de punta con cada momento que pasamos en ese horripilante y desolador mundo.

Pero para mí Silent Hill 2 fue mucho más que un videojuego, fue arte terrorífico creado en su máxima expresión. Demuestra que no se necesita tener los mejores gráficos para disfrutarlo, o incluso una jugabilidad compleja, o una duración larguísima. Si bien el juego se me hizo demasiado corto, te hace dar cuenta de que... la calidad, supera a la cantidad. 

Y cuando hablamos de la banda sonora, creo que el arte se expresa en su totalidad. Señoras y señores, contemplemos el miedo auditivo. Esto es sin duda, uno de los discos más perturbadores y oscuros que se pueden escuchar... Pero eso no es nada.

Tenemos al genio Akira Yamaoka, que ya se encargó de la banda sonora del anterior juego. Si bien en el primer videojuego hizo un trabajo excelente, su creatividad alcanza límites inimaginables con su segunda parte.

Que género es este disco? No lo sé... Encasillarlo en un solo género es imposible. No podemos llamarlo "Soundtrack de videojuego" porque es mucho más que eso, no podemos llamarle un disco "ambiental" porque en la música ambiental, se basa en la repetición de patrones de sonidos y por su falta de tempos. Y acá lo que creemos que son temas ambientales, Akira le añade instrumentales que nos hacen cambiar de opinión.
"Rock Alternativo" tampoco, menos... Que es la ost de Silent Hill 2 entonces? Todo eso y mucho, mucho más...

Ya dije que Akira Yamaoka es un genio? Bueno, acá expresa en su totalidad la oscuridad, el miedo, la fobia y la claustrofobia en 30 cortas, pero hipnóticas pistas (Si, son 31, pero la última es de relleno). Cuando terminamos el juego de Silent Hill 2, hay un por qué de como nos enganchó tanto, y un por qué de que es una obra maestra. Pero cuando terminamos de escuchar este soundtrack, no hay un claro por qué de que fue lo que nos enganchó, pero nos hizo meternos los pelos de punta en todo momento.

Eso es la genialidad de Akira, la posibilidad, y la creatividad que el mismo se ofrece para hacer único al juego. Tenemos un disco repleto de cortos temas instrumentales, llenos de ambiente oscuro, que básicamente, es la esencia del juego. Temas cortos, pero que dicen absolutamente todo... Pistas deslumbrantes como "Promise (Reprise)", repetida hasta la saciedad en vídeos de historias de terror en youtube, y que absolutamente causa miedo, melancolía y horror cada vez que se escucha, Melancólicos ambientales como "The Day of Night" que nos expresan tristeza en lo más profundo de todos, o mis favoritas, las espectaculares "Laura Plays The Piano", o mi favorita, "Magdalene", con un desolador piano, que nos expresa soledad en su máxima totalidad.

También, otro punto que podemos comentar, es la grandísima influencia de Trip Hop en este disco, llegandonos a recordar a bandas de antaño como Massive Attack, que si bien, nada que ver el sonido que se muestra acá, es totalmente notable su influencia, arrancando a partir de las excelentes "Null Moon", "Heaven's Night", "Alone In The Town", y cerca del final del disco, con la deslumbrante "The Reverse Mill" (Que tiene más influencia de Hip Hop, podría haber sido un perfecto instrumental inventado por el mísmisimo DJ Premier), y la pesada "Terror In The Depths of Fog", esta, es la pista más larga del disco, pero la que lentamente va consumiendo tu alma.

Pero terminando, ya, tenemos las inolvidables 5 pistas de Rock Alternativo, para mí, lo mejor del disco. Empezando desde el primer track, con la inolvidable "Theme of Laura", con una guitarra acústica espectacular, y algunas que otras influencias de bandas de antaño; la pesada y repetitiva pero deslumbrante "Angels Thanatos", la melancólica "Love Psalm", con una instrumentación de guitarra totalmente espectacular, que te para los pelos de punta, y terminando ya con la magnífica "Overdose Delussion", que suena en los créditos del juego, y finalmente, con "Promise", en mi opinión, el mejor track del disco.

Normalmente, hay muchos discos en los que se los puede considerar una obra maestra. Pero lo que hace Akira Yamaoka en este album, es más que eso, es una pieza de arte, bella, hermosa, melancólica y oscura. Si el videojuego Silent Hill 2 es inolvidable, también lo es su banda sonora. Y cuando hablamos de música en videojuegos, no nos olvidemos que de primer ejemplo va a ir Akira, Mitsuda y Uematsu de cabeza. Que más se puede pedir?

La mejor banda sonora de los videojuegos de todos los tiempos... punto y aparte.
Para mí, junto a Lateralus de Tool, y con Jane Doe de Converge uno de mis discos favoritos de todos los tiempos (Si, los 3 lanzados en el mismo año). No más palabras. Próximamente haré una revisión completa del videojuego.

Calificación: 10/10





sábado, 11 de marzo de 2017

Spirited Away


Hay películas que son buenas, hay películas que son muy buenas, hay películas que son totalmente espectaculares, otras son obras maestras, otras son películas malas, muy malas o terriblemente basuras. En cada película, hoy lo que cada vez más disfrutamos va mucho dependiendo en el gusto de la persona. Algunos nos encantan las buenas historias, otros prefieren ver la deslumbrante actuación de las personas, otros les encanta mucho los efectos visuales, y otros prefieren ver cosas innovadoras y originales.

A más de 120 años de la invención del cine, y de la pantalla grande en general, se ha cambiado muchísimo la formula. El cine fue evolucionando por etapas, y el cambio fue constante. Las películas con audio, con lenguaje, el soundtrack, el habla, los efectos visuales, etc... etc... El cine, para muchos puede ser considerado, una de las formas de entretenimiento más efectivas de hoy en día. Pero también, por muchos expertos, es considerada lo que llamamos el Séptimo Arte.

Yo no sabría describir perfectamente que es lo que significa el cine para mí. He visto muchas obras maestras cineastas, que hasta el día de hoy permanecerían en mi vida. Pero realmente, yo solía llamar arte a otras cosas, como la pintura, la música, y otras cosas... Nunca a una película.

Y recordando, la consideración de llamarle al cine el Séptimo arte, me estaba empezando a parecer un poco sosa y exagerada. No sé por qué, pero me parecía.

Todo cambió cuando esta cinta llegó a mis ojos.

Normalmente una película para mí, para que sea una obra maestra, tiene todo que ser bueno, único, original y creativo. Y tiene que tener mucha inspiración, mucha maestría al hacer una cinta.

Pero El Viaje de Chihiro es sinceramente, otra cosa. Es un tema aparte. 

Lanzada en el 2001 en Japón, y dirigida por el mítico y legendario Hayao Miyazaki, y por el fabuloso y aclamado Studio Ghibili. El Viaje de Chihiro no solo se convirtió en una cinta popular dentro del mundo de la animación, está considerada por muchísimos, y por mí, una de las películas más absorbentes y más espectaculares de la historia.

Studio Ghibili siempre fue de hacer cintas fenomenales, antes de esta película han tenido a la cruda La Tumba de las Luciérnagas, o la naturalista Princesa Mononoke, y cada una de estas películas han sido únicas y muy diferentes en comparación. La creatividad, el diseño, la originalidad y la maestría son puntos fuertes en Studio Ghibili, y esto, ya aplicado a las cosas raras que suceden en Japón, le dan un punto de creatividad sumamente desarrollado sin llegar a ser cruelmente bizarro o surrealista.

Pero con El Viaje de Chihiro, realmente, sobre explotaron esta técnica. Recuerdan aquello que les dije de que considerar al Cine un Séptimo Arte me parecía un poco exagerado? 

Ahora encontré la razón, ahora encontré la respuesta. Esta película, hasta ahora, si bien, no es la mejor película que se haya hecho, sí que es la mejor y más completa definición de decirle Séptimo Arte a las películas. Pero por qué? Ya te diré mis razones.

La historia de la película, puede ser un poco sosa y poco interesante al principio. Chihiro, una vaga y perezosa niña, con sus padres, viajan a un pueblo en donde se encuentra presuntamente abandonado. La niña, anda con muchas ganas de irse, pero los padres no parecen hacerle caso, sin embargo, parece que andan hipnotizados por una fuerza extraña. 
Los mismos encuentran un montón de comida dentro del pueblo, y sin pedir permiso (Aunque no había nadie allí), empiezan a comer sin parar. Chihiro, por su parte, va a averiguar lo que pasa en otras partes del pueblo.
Al encontrar un castillo, se encuentra con un chico, que le advierte que tiene que salir lo más pronto posible del lugar. Sin embargo, todo se oscurece y unos fantasmas aparecen, aunque siendo inofensivos. Chihiro, asustada, busca a sus padres, y sorpresivamente, ellos se habían convertido en cerdos, debido a que la comida, supuestamente tenía un hechizo que los convertía en animales. El objetivo ahora de Chihiro? Romper el hechizo y salir de allí, de una vez por todas.

Como ven, la historia no es nada del otro mundo. Tiene un desarrollo lento, y un poco soso. Pero ahora, yendo al grano, que es lo que hace a Chihiro tan especial? Tan emotiva? Tan envolvente, tan llamativa, pero sobre todo, tan artística y maestra?

Su maldita, hipnotizante y perfecta animación.

No se necesita gastar un presupuesto gigante, no se necesita gastar millones de dólares en efectos especiales a lo Michael Bay para hacer un espectáculo visual como lo hace esta película. El mejor diseño, y la mejor animación de la historia, punto y aparte.

Ese mundo en el que Chihiro anda metida, es lo que defino como arte. Jamás he visto un mundo tan hipnotizante, único, original y sumamente creativo como lo es eso. El diseño de cada personaje, el clima, los escenarios, las puertas. Todo... TODO. No hay nada más artístico que eso. Pues cada escena y cada momento visual que pasa Chihiro en el mundo lleno de extraños personajes es como para colgar cada uno de esos en diferentes cuadros, y venderlos a un precio alto, o bien, teniéndolos en tu casa, sabiendo tu apasionante amor por el arte. 

Y esa es la magia de la película, porque si bien, el desarrollo de la trama es muy lento, se aprovecha de manera perfecta y magistral ese desarrollo lento, poniendo un espectáculo visual que te deja con muchas más ganas de seguir viendo y de que nunca termine nada de eso. Incluso en los momentos muchísimos más raros, como el del Bebé Gigante.
Es totalmente obvio, que esta película fue inspirada por las grandiosas pinturas japonesas, como los yokai, que son la principal influencia de los espíritus de la trama.

Y cuando la película termina, te hace sentir como que si esas maravillas artísticas que viste, o que la protagonista ve, fue todo una alusión o simplemente un sueño (Aunque realmente, no está nada claro, pero no es importante tampoco), como que si te sintieras realmente como Chihiro vivió esa aventura. Esa magia fuerte e increíble.

Realmente una aventura única, original, y realmente, una verdadera cinta del Séptimo Arte. Es por esta película, que amo el cine, y ahora, si realmente, siento la razón por la cual el cine está considerado como un arte, y no como una simple forma de entretenimiento. Realmente, amo que la mayoría de mis conocidos y compañeros se hayan maravillado con esta película, pues no es una cinta que realmente lleguen a pasar seguidamente por la TV, pero cada vez que la pasan, uno no puede dejar de mirarla y quedarse pegada a la pantalla por más de 120 minutos. 

Si dices que te fascina el cine, y nunca viste esta película, realmente estás cometiendo una mentira gigante. No dudes ni un segundo en mirar esta película. Increíble, e infinitamente recomendable por los cielos.

Calificación: 10/10



miércoles, 8 de marzo de 2017

Falling Down

Vaya, que mal día no? Te ha ido mal en casi todo. Pero realmente estas seguro de que con este mal día tirarías todo por la ventana?. Estoy seguro, que detrás de toda esa mierda, seguramente estarás viendo la luz del día. Lo último que se pierde es la esperanza es el dicho, y yo no he podido estar más de acuerdo.

Pero que ocurre cuando tenemos que hablar de Michael Douglas por allá en el año 1993?, Me parece que este dicho se rompe a pedazos.

Falling Down fue estrenada en 1993, y fue dirigida por el recordadísimo director Joel Schumacher (y no de buena manera) por haber dirigido las desastrosas Batman Forever y Batman & Robin, esta última considerada una de las peores cintas del cine. Pero esta película es la completa excepción de lo mal director que fue. 

Con un reparto excepcional con Michael Douglas, Robert Duvall, Barbara Hershey y Rachel Ticotin, esta película fue un sensacional éxito y recaudó decentemente en la taquilla. Más que nada, Michael Douglas estaba en su mejor momento, debido a el éxito que tuvo con su película anterior Basic Instinct. Pero acá se muestra de otra manera, mucho más real.

Más allá, contando detalladamente la historia,  desde Los Ángeles, California, William Foster (o conocido en los créditos como D-Fens) está totalmente estresado y atrapado dentro de su auto por la demora de tránsito, y el objetivo de él es ir a la casa de su ex-esposa presuntamente divorciada, para ir a ver a su hija en el día de cumpleaños. Pero todo cambia desde el momento que el abandona el auto en la ruta, hasta que llega a la casa.
Enfocando la vista desde otro ángulo, el policía Prendergast, está a punto de retirarse, y es su último día como oficial. Sin embargo, todos los planes que el tenía estarán a punto de arruinarse y cambiar por otros, cuando se entera acerca de un maniático que anda causando caos en toda la ciudad. Y sacando de lado su cobardía, decide ponerse manos a la obra.

No creo que sea la mejor película de Michael Douglas, puesto que nunca me llamó la atención su filmografía y no he visto otras películas de el. Pero seguramente, es la más interesante y la más entretenida que van a ver de este señor. Puesto que no hay algo que enganche más al tele que verla.

Esta película, más allá de la violencia que caracteriza al personaje de Douglas, nos muestra sin duda, vista desde un ángulo orientado al humor negro y a la comedia, a la peor parte de Estados Unidos, y lo enferma que está. Pandilleros, Dueños de propiedades privadas, Empresas estafadoras, Desempleo, y un largo, largo etc... El paseo de Michael Douglas durante el transcurso de la trama es sencillamente horrendo y ocasiona un día de esos que quizás, jamás llegues a ver una luz en la cual puedas salir.

Como persona, el propio Douglas actúa bajo su propia justicia, reclamando por cosas que son absolutamente locas, pero que la sociedad no lo puede ver, porque está ciega. Douglas, sin la ayuda de la policía, ni de nadie, solo reclama lo que la gente necesita, lo que la gente quiere y lo que se debe de hacer, debido a la podredumbre de organizaciones imperialistas que andan rodando por cualquier lado de la podrida Estados Unidos y de América en general. El mismo no se considera un ladrón, ni mucho menos. Es sin duda algo que no se puede negar en el transcurso de la historia.

Lo aún más bonito e interesante de la cinta, y de lo que nos damos cuenta al final, es la perseverancia entre 2 personajes como lo son Prendergast (Interpretado por Robert Duvall) y el propio William Forter. Nos hace dar cuenta de que ambos son los defensores y ambos luchan por la justicia de E.E.U.U., pero ambos tienen muy distintos puntos de vista, y es algo que ahora que lo pienso, me hizo acordar demasiado, pero demasiado a la comparación que hacían con Martin Luther King junto con Malcolm X. En este caso, en mi opinión, Luther King es Prendergast y X es el propio Forter. La parte que E.E.U.U necesita dividida en 2.

Lamentablemente la película pierde un poco de calidad hacia el final de la trama, cuando nos deja mucho que desear acerca de lo que vimos en el personaje de Michael Douglas, y con muchas incógnitas sobre la caracterización del personaje, y que nos deja con un final un tanto cliché. Pero no se puede negar el resto de la cinta, que es de lo más entretenido e interesante que van a poder ver en el contexto social, bajo dos impresionantes interpretaciones de los actores ya mencionados anteriormente.

Así que, Falling Down, no se la pierdan, y realmente, una película que te deja mucho que pensar más allá de la Acción y la adrenalina que genera.

Calificación: 8/10